Cláusulas de rescisión

Estas aquí:
< Volver
Contenido

Si se activan las cláusulas de rescisión, puedes hacer una puja igual o superior al valor de la misma. La oferta se acepta automáticamente y tanto el jugador como el dinero son transferidos al momento.

Existen dos tipos de cláusulas de rescisión: Las que sirven únicamente para los jugadores que ponen tus rivales en el mercado y las que permiten pujar por los jugadores dentro y fuera del mercado. Pagar la cláusula de un jugador que no está a la venta también se conoce como “robo del jugador”.

Este sistema no se aplica a jugadores libres puestos a la venta por el mercado.